Puertas Basculantes

Las puertas basculantes, pueden ser , de una hoja, o de dos.

Las basculantes de una hoja acostumbran a ser puertas muy sencillas, y son las adecuadas para cerramientos en los que priman presupuestos muy económicos.

Las basculantes de dos hojas, son una gran solución para aparcamientos y para cerramientos industriales. La robustez y suavidad de su funcionamiento, las hacen ideales tanto para un funcionamiento manual, como para uno automático.

Muy, muy, muy importantes son, los materiales y los componentes con los que se fabrica. Dimensión de poleas, diámetro del cable, perfilería … y, jamás, aceptar una puerta sin paracaídas.

Hay tres grupos claramente diferenciados para este tipo de puertas, que serían para uso residencial, para uso intensivo o para uso industrial.

Los motores para uso intensivo, acostumbran a ser hidráulicos, (pudiendo ser reversibles o con bloqueo), o electromecánicos a 24v.

Para un uso residencial, se acostumbra a colocar un motor electromecánico a 230v. en el centro de la puerta.

Para puertas industriales se utilizan transmisiones de cadena con motores desde ½ cv hasta 2 cv (monofásicos 230v. o trifásicos 380v)