Motorización Basculante

Un motor hidráulico consta de un motor eléctrico que actúa sobre una bomba hidráulica que, en función del sentido en el que gire, llena de aceite uno de los dos cilindros del mecanismo.

Este tipo de motores está especialmente indicado para comunidades o puertas de uso intensivo y pueden ser con bloqueo (en apertura, cierre, o en ambos), o reversibles (sobre todo para aquellos cerramientos que no dispongan de una entrada alternativa)

Diferentes modelos de herrajes: Telescópicos, Saxo o Preleva.

Los motores electromecánicos de torsión central, están especialmente indicados para un uso residencial.

A diferencia de los motores hidráulicos, los accionadores electromecánicos normalmente incorporan finales de carrera mecánicos tanto en apertura como en cierre.

Éste tipo de accionadores acostumbran a ser irreversibles, y es necesaria una entrada alternativa para poderlos desbloquear en caso de falta de suministro eléctrico.

En ocasiones, es posible acondicionar un desbloqueo exterior para apertura de emergencia.

Reiteramos la suma importancia de acompañar cada motorización con los elementos de seguridad necesarios y obligatorios. Fotocélulas, bandas activas, sensores anti aplastamiento, avisos luminosos…